martes, 24 de mayo de 2011

LA CABEZA A PÁJAROS

TONY SOTO (Pinturas) sobre Gorrión, migajas... poemas de Isabel Escudero.

Hasta el 30 de Mayo en LA CARBONERÍA Levíes, 18 SEVILLA.


VER CON LOS OÍDOS Y OÍR CON LOS OJOS.

De oír con los ojos y ver con los oídos es de lo que trata...A la forma primitiva producida por el gesto, a la marañana lineal, a la discontinuidad del ritmo a la trama geométrica, a la forma plana sin razón representativa se ha añadido una materia de fondo rica en figuración. Esto sucede, también, en la pintura sobre tela que invitamos: donde un abstractismo figurativo instintivamente abierto, y basado en la alternancia y la discontinuidad, junto a lo alegre en el uso de la variación de color y una misma visión informal, se ha convertido en el modo elegido por la pintora Tony Soto.

Hay, en estas metáforas pájaras, una decidida apuesta por recuperar la frescura en los modos de ver, por lograr el primor mismo de la mancha en el soporte; además se dan trazas de buena hechura por unidad de línea y de concepto. De entre estas visualidades, hay alguna que toca vivamente la herida de los ojos, pero también la sensualidad, el goce sosegado que hace hablar a aquello que se ve.

Francisco Lira

ÓLEOS LEÍDOS, PALABRAS MIRADAS.

Me quedo mirando las golondrinas. Son todas diferentes. Si Ramón Gómez de la Serna levantara la cabeza, agradecería que a Isabel Escudero, de su librito Gorrión, migajas..., hermosamente editado por Pre-textos. Dos mujeres distintas, dos lenguajes: una misma manera de crear. Voy mirando la serie de óleos. A veces me demoro en alguno, leo los poemas, en castellano, en inglés. Lo poemaws trazan las palabras en movimiento. Tony Soto los traduce al lenguaje de la mancha de color. Adivino maneras de Kandisky o de Paul Klee. Me voy demorando en algunos cuadros, en los que más me interesan...

Los versos de Isabel Escudero se pueden mirar, cono hace Tony Ssoto, con la mirada deconstructiva de una niña inocente que ya se niega a seguir aprendiendo cosas inútiles, y los óleos de Tony Soto se pueden leer (no es lo importante el idioma, pero suenan muy bien en inglés) como los niños que algún día aspiramos a volver a poder ser. Estos días todo es más difícil, pero sabemos que el mundo puede volver a ser hermoso.

Rafael Suárez Plácido


0 comentarios:

Publicar un comentario